Plan para adelgazar caminando ¿Es posible perder peso caminando? Esto es lo que puedes conseguir

plan para adelgazar caminando

¿Plan para adelgazar caminando, como funciona exactamente? El objetivo de perder peso nunca ha estado tan en el punto de mira como en estos días. En parte por la moda, en parte por la llegada del verano y en parte por la influencia constante de las redes sociales, ahora hay millones de italianos que quieren perder peso. Además, debido a una desinformación bastante importante, a menudo hay confusión sobre conceptos básicos pero bastante importantes, útiles para entender cuál es la forma más correcta de conseguir el resultado que uno desea. A la hora de perder peso, es importante conocer el funcionamiento de la cuestión de la ingesta calórica diaria, un concepto en torno al cual gira toda la cuestión de perder los kilos de más. Básicamente, la FCG es la cantidad de calorías que necesita consumir en un día para hacer frente a las funciones metabólicas básicas y a las actividades físicas. Aquí pueden darse tres situaciones diferentes:

Equilibrio: situación en la que las calorías ingeridas son iguales a las consumidas
Aumento de peso: en este caso, las calorías ingeridas son mayores que las quemadas
Pérdida de peso: cuando se consumen menos calorías de las que el cuerpo necesita, además de perder peso, se puede experimentar una pérdida de energía y de concentración.

En el momento en que conozca sus necesidades calóricas diarias, podrá ver cómo puede trabajar en su dieta y en su actividad física. De las situaciones anteriores, a no ser que tengas un sobrepeso importante, debes intentar establecer un régimen de alimentación y entrenamiento que te permita no tener desequilibrios, ni por exceso ni por defecto.

Plan para adelgazar caminando ¿Es suficiente caminar para perder peso?

Antes de entrar en la explicación propiamente dicha, seamos francos y honestos: la respuesta es no. Con demasiada frecuencia escuchamos a personas que, en un intento de perder algunos kilos, incluyen 30 minutos de caminata en su rutina diaria, ya sea a paso ligero, cuesta arriba o en la cinta de correr, pero la verdad es muy diferente. En primer lugar, es esencial que conozcas la diferencia entre perder peso y adelgazar. En el primer caso, el camino que sigas no te llevará simplemente a perder unos cuantos kilos, sino que se construirá para que puedas mantener tu masa magra y bajar el porcentaje de masa grasa, la única forma real de conseguir resultados satisfactorios.

En el segundo caso, el único objetivo que puedes tener es ver los números salir de la báscula, sin hacerte demasiadas preguntas sobre lo que está pasando dentro de tu cuerpo, lo cual es una gran manera de decepcionarte por un esfuerzo innecesario. Dicho esto, es importante que cuando tomes la decisión de perder peso, conozcas tu masa corporal magra, tu masa grasa y tu porcentaje de líquidos corporales para que puedas entender qué tipo de actividad debes realizar para obtener los resultados que deseas.

LEER mas   Manual de dieta de 3 semanas gratis: Reseñas y opiniones de quienes han leído

Qué hacer además de los pasos

En lo que respecta a la marcha, a menudo se oye y se ve a personas que caminan durante horas, semanas y meses, sin conseguir ni de lejos el físico que habían imaginado. ¿Por qué ocurre esto? Porque, por desgracia, la gente se basa en información o consejos que no son ciertos. En la mayoría de los casos, estará de acuerdo en que quienes se proponen perder peso empiezan básicamente por hacer dos cosas: comer menos y hacer actividad aeróbica.

No son muchos los que cuestionan la eficacia de un programa estructurado de esta manera, por lo que se sienten decepcionados. Además, como ya hemos mencionado, la cuestión de las necesidades calóricas diarias juega un papel muy importante, ya que si se calculan mal, los resultados podrían ser muy diferentes de los deseados. Sin entrar en demasiados detalles, como veremos más en los próximos párrafos, por ahora es importante que sepas que reducir a la mitad tu consumo de calorías durante el día, combinado con 60 minutos de carrera, no resultará ser la solución que esperabas.

plan para adelgazar caminando

Plan para adelgazar caminando y seguimiento de los resultados

Como hemos visto hasta ahora, el simple hecho de caminar no da ningún resultado, incluso cuando se combina con una dieta baja en calorías. De hecho, la situación más común que suele darse es que el metabolismo se paralice. A partir de aquí, perder más kilos será prácticamente imposible. En lo que respecta a la actividad física, no es ningún secreto que la mayoría de los médicos recomiendan combinar los paseos o el footing con una dieta equilibrada, ya que aporta una serie de beneficios, como la tonificación de los músculos de todo el cuerpo, el mantenimiento del corazón en forma y la reducción de los niveles de estrés.

Al final, la práctica de este tipo de actividad aeróbica no aporta más que beneficios, pero es diferente si se pretende conseguir resultados físicos importantes. En primer lugar, al igual que en el caso de las necesidades calóricas para la nutrición, es importante establecer el tiempo que decide dedicar a sus caminatas y, en segundo lugar, la intensidad con la que las realiza. Para mantener esto bajo control, puedes considerar llevar un smartwatch que controle el tiempo que caminas, tu ritmo cardíaco y las calorías que quemas. Haz clic aquí para saber qué smartwatch se adapta mejor a tu actividad física.

LEER mas   Dieta hipocolesterolemica. Dieta para reducir el colesterol: ¿Cómo funciona y qué precauciones hay que tomar?

Plan para adelgazar caminando: Caminar sí, pero ¿cómo?

Además de estos factores importantes, también hay que tener en cuenta que existen diferentes tipos de marcha, cada uno de los cuales se presta a una situación física y de salud específica. Se suelen tener en cuenta dos tipos de marcha: cuesta arriba y marcha rápida. Caminar cuesta arriba es una forma estupenda de quemar mucha grasa y calorías, especialmente si se compara con la caminata en llano.

Calorías

Caminar cuesta arriba le da la oportunidad de quemar hasta un 40% más de calorías que caminando en terreno llano. Además, caminar en una pendiente te da la oportunidad de trabajar los músculos de los glúteos, pero también los del núcleo, y también los abdominales. Sin embargo, si eres principiante o tienes sobrepeso, nuestro consejo es que empieces con una actividad aeróbica que te permita trabajar el tempo, empezando por caminar en llano y aumentando gradualmente la longitud de la caminata.

Velocidad

La marcha rápida suele definirse como una actividad física realizada a una velocidad de 5 a 6 km/h, pero esto es muy subjetivo, ya que entran en juego factores como la edad, la altura, el terreno y la forma física. En este caso, es importante que seas consciente de tu ritmo normal, para que puedas entender cómo trabajar a un ritmo rápido. Es importante que seas consciente de que empezar de cero a caminar a gran velocidad es bastante difícil, sobre todo si se mantiene durante mucho tiempo.

Para evitar caer en situaciones de desánimo, que serían totalmente comprensibles y justificadas, te aconsejamos que empieces poco a poco, que es el mejor aliado en cualquier ámbito de la vida. Otra sugerencia que puedes tener en cuenta cuando empieces a caminar a paso firme es ayudarte con el movimiento de los brazos, lo que te ayudará a realizar un trabajo más completo y coordinado. En conclusión, pues, limitarse a caminar 30 minutos al día sin tener todos los aspectos anteriores bajo control es prácticamente inútil, sobre todo si se trata de una actividad pensada para una mejora significativa del físico.

Plan para adelgazar caminando: Nutrición y suplementos

Como hemos visto hasta ahora, la dieta juega un papel fundamental en la obtención de resultados. Sin embargo, como ya hemos dicho, no se trata de reducir al máximo la ingesta de calor, sino de estructurar un plan de alimentación sano y equilibrado. Por ejemplo, muchas personas piensan que eliminando los hidratos de carbono perderán peso más rápidamente, pero no tienen en cuenta que se trata de una pérdida de peso aparente y limitada, que se traducirá en el doble de kilos perdidos a las pocas semanas de iniciar este proceso. Por otro lado, reducir la ingesta de hidratos de carbono y azúcares, si se consumen en grandes cantidades, es sensato y correcto, pero también debe ir acompañado de un razonamiento en cuanto a la ingesta de proteínas y líquidos.

LEER mas   Ejercicios para adelgazar los brazos. Los cuatro mejores ejercicios para adelgazar los brazos

Improvisar dietas sin ningún conocimiento no es el camino correcto. Sin entrar en demasiados detalles, nuestro consejo es que midas tus valores internos con un plicómetro o una báscula de impedancia, que te dará una imagen real de los porcentajes de masa magra, masa grasa y líquidos de tu cuerpo. Posteriormente, puede consultar a un especialista para que le asesore adecuadamente sobre el plan dietético que debe seguir.

Además de la alimentación saludable, otro tema que está en boca de muchos es la suplementación. De nuevo, hay tantos productos e información sobre este tema que uno no sabe por dónde tirar. Sin embargo, hemos pensado en echarle una mano con un suplemento natural muy eficaz y con muchos beneficios. Hablamos de la Piperinox, un producto que está teniendo mucho éxito gracias a sus funciones beneficiosas y adelgazantes.

Piperinox

¡No más problemas con tu peso ni tu figura, con PIPERINOX tendrás el cuerpo que deseas!

COMPRE PIPERINOX SÓLO EN EL SITIO WEB OFICIAL


Oferta por tiempo limitado

Gracias a sus ingredientes, este suplemento actúa sobre la acumulación de grasa quemando el exceso de grasa, pero también acelera el metabolismo, permitiendo una digestión más rápida y selectiva. También acostumbra a su cuerpo a una mayor sensación de saciedad, reduciendo el hambre y permitiéndole acostumbrarse a una dieta más estricta en menos tiempo. Finalmente, el último beneficio a mencionar es la purificación del hígado y los intestinos, sin obligarte a comprar productos de desintoxicación adicionales.